? Alicante ya es la casa de The Ocean Race

Alicante, Puerto de Salida

La vuelta al mundo por escalas nació en el año 1972 en Portsmouth en Gran Bretaña. Lo hizo con el nombre de Withbread. La idea era la de dar la vuelta al mundo, con un recorrido de casi 30.000 millas náuticas con salida y llegada desde el puerto inglés. Así fue durante 13 años, desde 1973 hasta 1985. Cambió su sede cerca, a Southampton, donde estuvo dos ediciones, desde 1997 a 2002. Pero a partir de ahí cambió el rumbo y el concepto. La vuelta al mundo por excelencia decidía ‘españolizarse’, un poco como le está pasando a la Copa América, decidió abandonar su país de nacimiento para llegar a España como país de adopción.

Vigo fue su primera opción. Cambió de nombre pasando a llamarse Volvo Ocean Race, fue en la edición 2005-2006 y ya en la siguiente eligió la ciudad de Alicante para seguir su andadura lejos de las islas y dejando atrás el pasado y montando su cuartel general para la edición de 2008-2009 en el puerto de Alicante, donde ya ha echado raíces y donde se ha asegurado una edición más y probablemente dos más.

The Ocean Race va camino de estar 20 años en España, y aunque evidentemente sigue manteniendo una filosofía anglosajona, no ha dejado de abrir y de contar cada vez más con personal español. Establecerse durante dos décadas, se ha habaldo también de la intención de las instituciones locales y organizadores que no sólo la edición de 2026, que ya está firmada y confirmada oficialmente, sino que la de edición de 2031 también salga del Puerto de Alicante.

Y es que las competiciones, amén de las subvenciones económicas que puedan recibir, deben de tener un lugar de referencia. Lo tiene la Vendée Globe con Les Sables d’Olonne, lo tiene la Transat Jacques Vabre desde Le Havre o lo tiene la Ruta del Ron desde Saint-Malo. Pues de The Ocean Race lo es Alicante.

También es cierto que este año The Ocean Race se ha salvado por los pelos, después de la crisis económica y la pandemia, ha habido dos retrasos en la salida prevista que era para el año pasado, pero la organización ha hecho un esfuerzo impresionante para que al final hubiera diez barcos en línea de salida, los IMOCA 60, que son los barcos estrella de última generación y los VO65, de antigua generación que harán solo las etapas que toquen puertos europeos.

Un nuevo concepto de The Ocean Race ha nacido. Y si son capaces de consolidar a los IMOCA 60 -veremos lo capaces que son de resistir en una regata de estas características con tripulación y no en solitario-, en la edición de 2026 el éxito está asegurado, porque visto lo visto los VO65 han estado pero sin duda para dar una vuelta al mundo se les ha pasado la fecha de caducidad.

Ahora sólo falta que vuelva a haber un barco español para completar el círculo.

Artículo publicado en ABC de la Náutica (26/02/23)